debilitamiento y la caída del cabello primaveral

Consejos ante el debilitamiento y la caída del cabello primaveral, por estrés y post Covid-19

En Cosmobelleza natural, nos gusta aportar nuestro granito de arena para mejorar la salud de tu cabello

Es habitual saber y comentar que el peor periodo de caída de cabello es el otoño, llamada por las personas mayores en España como época de la berenjena. Sin embargo, no es el único cambio estacional en el que se producen grandes caídas de cabello que, si no se cuidan, pueden llevarnos a un gran susto por su no recuperación o por su excesiva cantidad. Esa otra época en la que nuestro pelo sufre ese fuerte castigo es la primavera.

Los cambios de temperatura, ambientales…  influyen notablemente en un proceso que, siendo natural y que supone una necesaria renovación para nuestra densidad capilar, requieren precisamente de unos cuidados especiales que provoquen un definitivo y correcto desarrollo del nuevo cabello así como una oportunidad para fortalecerlos de cara al verano.

A todo esto debemos unir dos circunstancias importantes para entender esa posible caída que observes en esta época, como es el estrés aumentado que solemos sufrir de forma natural por el cambio de estación y algo de lo que ya se ha hablado en pocas pero sí en algunas ocasiones. Se trata de un efecto secundario de aquellas personas que han sufrido el Covid-19.

Efluvio Telógeno, es una consecuencia que sufren en torno al 30% de personas que han pasado enfermedad y que se describe como una caída masiva de cabello.

Denominado  Efluvio Telógeno es una consecuencia que sufren en torno al 30 por ciento de personas que han pasado esta enfermedad y que se describe como una caída masiva del cabello. No es algo que debe de preocupar en exceso porque el cabello en pocas semanas comienza a recuperarse. Pero si unimos esta circunstancia a la de la caída estacional nos veremos obligados a reforzar ese nacimiento del nuevo cabello y un crecimiento fuerte que nos garantice una completa recuperación del mismo.

Para conseguirlo existen una serie de pautas que nos ayudarán a lograrlo con la mayor de las eficacias:

  • Llevar a cabo una dieta sana y rica en vitaminas y minerales.
  • En el caso de que la alimentación no sea suficiente sería prudente acudir a una suplementación vitamínicarica en Hierro, que ayuda en la oxigenación, en Zinc, que ayuda a la absorción de los nutrientes y que puedes encontrar de forma natural en almejas, carnes rojas, el queso o las avellanas, en Omega-3, un nutriente que ayuda a aumentar la densidad capilar y que puedes encontrar en el aceite de oliva, el pescado azul o en los mariscos, en Vitamina A, que hidrata el cuero cabelludo y evita el resecamiento y que puedes encontrar en huevos, zanahorias, espinacas o brócoli, en la Biotina, que fortalece el cabello y que puedes encontrar en huevos, leche o plátanos, o en la Cistina, aminoácido que forma parte de las proteínas que componen la fibra capilar y que puedes encontrarla en las judías verdes, el queso o el brócoli, entre otros alimentos.  
  • Realizar un corte que sanee el cabello descartando las zonas que, con el paso del tiempo, han perdido sus cualidades nos ayudará a revitalizarlo.
  • Incrementar el masaje capilar de forma habitual nos ayudará a favorecer la circulación sanguínea en el cuero cabelludo mejorando. Y si lo hacemos con un aceite capilar esto aumentará exponencialmente los buenos resultados.
  • El estrés es uno de llos mayores enemigos de la salud de nuestro cabello por lo que deberíamos relajarnos y tomar la vida con una filosofía que nos ayude en nuestro nivel emocional pero también el físico, dónde se refleja directamente… y prueba de ello es nuestro pelo.
  • No podemos acabar este hilo de recomendaciones generales sin recordar, desde nuestra filosofía del cuidado de la salud y la belleza la importancia de ayudarse de productos con componentes naturales que no ejerzan un cambio brusco o fuercen un estado temporal de la imagen y textura de nuestro cabello mientras a la larga pudieran estar perjudicándolo. Piensa siempre en aplicar productos naturales para que la naturaleza fluya en ti y refuerce esa belleza nada artificial que forma parte de tu esencia.
debilitamiento y la caída del cabello primaveral

En el caso de ver una caída excesiva del cabello es probable que deriven al dermatólogo.

Aparte de estas importantes recomendaciones y, por supuesto, del análisis de tu profesional del cabello que, en el caso de ver una caída excesiva del cabello es probable que te derive al dermatólogo si lo considera oportuno, también te ofrecemos pequeñas chispas de salud a través de otra serie de recomendaciones puntuales:

  • Añadir una cucharada de levadura cerveza y germen de trigo a la bebida del desayuno un par de semanas antes del comienzo de la primavera nos ayudará a evitar una caída tan pronunciada de nuestro cabello.
  • Es importante sentir a nuestro cuerpo y ver, cuando nos encontramos en situaciones de agobio y estrés, que quizás sea necesario dedicar aunque sólo sean 5 minutos a sentarte relajada y escuchar durante ese tiempo una música que te ayude a ello y que te permita no pensar en problemas ni preocupaciones, que te ayude a descocnectar.
  • Si en el momento en el que vas a aplicarte un masaje sobre el cuero cabelludo te encuentras sin ninguno de nuestros productos naturales y específicos también puedes hacerlo con aceite esencial de romero o usando una infusión de té verde que te ayudarán, asimismo, a fortalecerlo.
  • Te dejamos, asimismo, una loción capilar que también podría ayudarte en el caso de que no dispongas de ningún producto de nuestra gama natural en ese momento. Se trata de una loción capilar casera que podrás hacer hirviendo dos cucharadas grandes de cola de caballo junto a una de bardana y de orujo durante dos minutos. Tras dejar enfriarlo ya tendrás esa loción preparada para poder aplicar sobre el cabello.

Si tienes cualquier pregunta no dudes en ponerte en contacto con Cosmo Belleza y Salud para que te aconsejemos los mejores remedios para tu bienestar y el de tu cabello y piel. Tu felicidad será el mejor de los agradecimientos que recibamos por atenderte.